Saltar al contenido

Basilio II, el exterminador de búlgaros.

3 agosto, 2015

Con él, Bizancio viviría su último período de esplendor, aunque pasará a la historia por ser un poco cruel.

Tiempo de lectura: 2 minutos

Quizá hoy en día nos parezca una barbaridad todos los acontecimientos propagandísticos del autodenominado Estado Islámico. Pero sin duda, desde que Caín mató a Abel hemos sido la enfermedad más mortal para el ser humano. El hombre se autodestruye a sí mismo. Y más cuando son enemigos.

Es el caso de Basilio II. Conocido como el “Asesino de Búlgaros”. Basilio II fue el último gran emperador del Imperio Bizantino. Nadie en los cinco siglos anteriores le igualaba. Fue tan buen gobernante como estratega. Y tras él, sus logros se perderían.

Recién llegado al poder, sufriría una severa derrota frente al Imperio Búlgaro, regido por el Zar Samuel. Pero como dijo Truman Capote, “Todo fracaso es el condimento que da sabor al éxito”.

Doce años tardó el emperador Bizantino en derrotar a los búlgaros. La venganza por la derrota sufrida en la batalla de las Puertas Trajanas, estaba servida. Sería en la Batalla de Kleidion o Belasica, un 29 de julio de 1014. Allí capturaría 15.000 búlgaros. Basilio tomó una decisión. Mandó cegar a 99 de cada 100 prisioneros de guerra y al que quedó lo dejo tuerto. Así podría guiar al resto de vuelta a casa.

Dice la leyenda que Samuel al contemplar esa escena sufrió una apoplejía y moriría dos días después al haber contemplado tan nefasta visión. Basilio volvió victorioso y siguió cosechando victorias.

Reincorporó Armenia al Imperio y recuperó gran parte de Italia y se quedó con ganas de reconquistar Sicilia. Fallecería y nadie evitaría que en 1204 su tumba fuese saqueada por los cruzados. Para entonces, el Imperio que construyó ya no existía.

Sin duda, una historia digna de ser contada. Os dejo el mapa del Imperio Bizantino tras la derrota de los búlgaros. Qué grande este Basilio, el Bulgaróctono.

Estreno nueva web 128 Días 16 Horas 42 Minutos 45 Segundos