Saltar al contenido

¿Qué es la Biodiversidad urbana y por qué la necesitamos?

6 de agosto de 2022
Tiempo de lectura: 4 minutos

¿Sabías que la biodiversidad urbana te hace más feliz, aumenta las ventas de negocios locales y hace que los niños desarrollen mejor sus capacidades cognitivas, entre otras ventajas?

La restauración urbana persigue renaturalizar las ciudades para hacerlas compatibles con la naturaleza que perdieron y que forma parte de la humanidad. ¿Por qué es tan necesaria?

Las ciudades juegan un importante papel en la conservación de la biodiversidad, tanto por la preservación en sí misma como por los necesarios servicios ecosistémicos que la biodiversidad y vegetación presta a los habitantes de estas zonas. En un mundo cada vez más urbano, es imperativo volver a naturalizar nuestros entornos urbanos. No hay ciudades sin naturaleza.

¿Qué es la biodiversidad urbana?

La biodiversidad urbana es toda aquella variabilidad o diversidad de organismos vivos dentro de una región. Es todo el conjunto de seres vivos y sus relaciones. En esta biodiversidad se incluye:

  • La diversidad ecológica, que tiene en cuenta la diversidad estructural y funcional.
  • La diversidad biológica, que cuenta la cantidad de organismos y su abundancia relativa.
  • La diversidad genética, que cuenta la diversidad de genomas en cada especie.

Esta biodiversidad urbana es una necesidad básica de las ciudades, sin la cual resulta inviable prosperar como sociedad o alcanzar la tan deseada sostenibilidad (ambiental, social y económica). Sin embargo, es un ámbito urbano que ha sido dejado de lado durante casi un siglo.

Incluso en la actualidad, informes como ‘Los Objetivos de Desarrollo Sostenible en 100 ciudades españolas‘, que contienen 85 indicadores, no contienen ni uno solo relacionado con la biodiversidad.

¿Cómo afecta la biodiversidad urbana al entorno?

La siguiente lista, muy abreviada, muestra algunos de los factores más relevantes.

1. Absorbe y dispersa el ruido urbano

Se estima que la biodiversidad, con foco en la vegetación, ayuda a dispersar y absorber el 50 % del ruido urbano provocado por el tráfico.

Además, apenas hace falta mucha vegetación para lograr esto. En algunos lugares se ha estudiado cómo poner un poco de vegetación junto a las carreteras reduce el ruido y hace incluso más agradable el conducir.

2. Mitiga el efecto isla de calor

Se sabe que la vegetación y las masas de agua ayudan a reducir la temperatura urbana, algo muy importante en un escenario de cambio climático. ¿Cómo lo hacen? Mediante dos mecanismos:

  • Sombra vegetal. Evitan que la irradiancia del sol llegue al suelo o los edificios.
  • Evapotranspiración. Una propiedad de la vegetación por la que emiten agua a la atmósfera.

Esto reduce la necesidad de aire acondicionado, y por tanto de energía, y la intensidad de las olas de calor. También estabiliza el clima para otras especies, como pájaros, insectos o reptiles.

3. Biodiversidad llama a biodiversidad

Se habla mucho de resiliencia urbana, y una forma de lograrlo es con vegetación que fomenta la biodiversidad animal que fomenta la vegetación…

La vegetación y la vida animal se estabilizan entre sí, de lo que se extrae una importante conclusión: una vez hecha la inversión en zonas verdes, estas son excepcionalmente asequibles en mantenimiento.

4. Absorben contaminantes atmosféricos

Debido a su densidad, las ciudades tienden a concentrar contaminantes atmosféricos incluso cuando en su entorno se generan muy pocos por habitante. Por todos es conocido el papel de la vegetación para atrapar CO2 del aire, aunque también filtran metales pesados y partículas en suspensión.

Estar expuesto a la ‘naturaleza urbana’ reduce los síntomas de muchas enfermedades crónicas.

¿Cómo afecta la biodiversidad urbana a las personas?

1. Invita a la actividad física fuera de casa

Más vegetación y biodiversidad animal incitan a la gente a usar parques y jardines para realizar actividades. Esto hace que la población interactúe más, reduciéndose las barreras demográficas, y también hace que sean menos sedentarias, impactando positivamente en todos los ámbitos de salud.

2. Mejora la salud mental de la población

Caminar bajo los árboles de camino al trabajo, y escuchar el canto de los pájaros, reduce el estrés. Estar expuesto a la ‘naturaleza urbanareduce los síntomas de muchas enfermedades crónicas. La evidencia no deja de acumularse a favor de la renaturalización.

3. La biodiversidad mejora el desarrollo cognitivo

Pasear por zonas verdes está relacionado con un mayor desarrollo cognitivo en niños, una mayor inteligencia y más creatividad. Las ventajas también se observan en adultos, aunque no son tan amplias. Se sabe que todo el mundo se concentra mejor cuando atraviesa o vive junto a zonas ricas en biodiversidad. Y también se reduce la fatiga mental.

4. Más plantas: menos delitos y más ventas

Es curioso, pero existe una relación entre crimen y falta de vegetación. O lo que es lo mismo: el crimen se dispara cuando faltan plantas, porque estas es eficaz para reducir la violencia a través de la estabilización psicológica . Los primeros estudios fiables datan de 2001 y son brillantes. Una de sus consecuencias inmediatas es la mejora del comercio local.

¿Qué hacen las ciudades por la biodiversidad urbana?

Ahora que se sabe lo que hace la biodiversidad por tu ciudad y por ti. ¿Qué están haciendo los consistorios para darle espacio?. Déjanos tu comentario.