Saltar al contenido

Europa, no temas.

7 agosto, 2019

El movimiento iberista es un proyecto que ha venido a reforzar el proyecto europeo.

Tiempo de lectura: 2 minutos

Europa vive, sin duda, uno de los momentos más determinantes de su historia reciente. El viejo continente está siento sacudido de arriba abajo. Y los europeos comenzamos a replantearnos asuntos que hasta el momento eran dogmas inquebrantables.

El movimiento iberista es un proyecto que ha venido a reforzar el proyecto europeo.

¿Es la Unión una “buena idea”? ¿Es verdaderamente viable el Estado del Bienestar? ¿Pueden España y Portugal hacerse valer en un grupo tan dispar de países? ¿Son salvables las brechas norte-sur y este-oeste en el seno de la UE?

Preguntas basadas en un sentimiento de agravio provocado por instituciones comunitarias. Alentadas todas, a mi juicio, por demagogia barata de nacionalistas. Europa tiene multitud de fallos que acentúan esa desafección hacia el proyecto de la Unión. Un proyecto que puede ser reforzado desde una perspectiva iberista.

El iberismo está viviendo una nueva oportunidad, en pleno siglo XXI, las mentalidades y barreras nacionales pierden importancia y dejan hueco a visiones más globales e inclusivas.

Asociaciones como la Sociedad Iberista han conseguido crecer mucho y su idea puede germinar en la península. Sin embargo hay una piedra. ¿cómo defender el iberismo dentro de la UE?

Considero que una Iberia unida y fuerte estará dentro del seno de la Unión. Es posible y real, y así lo indica el Tratado de la Unión Europea en su artículo 20, donde defiende la cooperación reforzada como elemento de cohesión en el seno de la unión.

Una cooperación que se llevará a caboa condición de que participen en ella al menos nueve Estados miembros”, lo que supone una importante losa para la consecución del iberismo.

¿No es una supina injusticia qué, dos de los países más comprometidos con la Unión, no puedan cooperar más en pro del desarrollo y fortalecimiento del proyecto europeo? ¿No debería Bruselas cambiar la mentalidad para facilitar un mejor acople de los Estados dentro la Unión justo en estos años de incertidumbre y escepticismo?

La Península Ibérica siempre estará junto a Europa. No podemos obviar que, lo mejor para España y Portugal dentro de la UE, es poder cooperar más para igualar y compartir competencias y servicios que, además de suponer un ahorro económico, podrían mejorar en cuanto a su calidad dando a nuestros ciudadanos un futuro mejor.

Europa, escúchanos. El Iberismo es un movimiento que necesitas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Estreno nueva web 154 Días 2 Horas 8 Minutos 46 Segundos