Saltar al contenido

Los chilenos rechazan la reforma de la Constitución en el referéndum.

5 de septiembre de 2022
Tiempo de lectura: 3 minutos

Chile da la espalda a la nueva Constitución con un 62% de los votos y Boric promete otro proceso.

Chile ha votado ‘no’ a la propuesta para una nueva Constitución. El rechazo además ha sido amplio, de un 62% de los ciudadanos que acudieron este domingo a las urnas. Con esto, se mantiene vigente el texto redactado y aprobado por la dictadura militar de Augusto Pinochet en 1980 y reformado parcialmente ya en democracia.

«Ha hablado el pueblo de Chile de forma fuerte y clara«

Gabriel Boric

El presidente del país, Gabriel Boric, no ha tenido otra que acatar el resultado, pero seguro de que no todo está perdido. «Ha hablado el pueblo de Chile de forma fuerte y clara«, ha manifestado en su primera comparecencia, en la que ha garantizado que trabajará de la mano «de la sociedad civil y del Congreso» en busca de un «itinerario constituyente«.

Los resultados, ha añadido Boric, «exigen a nuestras instituciones que trabajemos hasta arribar a una propuesta que nos interprete a todos, que dé confianza«. El mandatario se ha comprometido a dar prioridad a esta tarea, a no demorar una nueva carta magna para su país.

Pero el proyecto que votaban este domingo los chilenos apenas ha tenido un 38% de apoyos. El ‘no’ ha ganado en las 16 regiones del país, incluidas la Metropolitana -que alberga la capital- y la costera Valparaíso, donde se esperaba respaldo generalizado.

Boric ha dejado entrever que emprenderá una remodelación de su gabinete en los próximos días tras el incontestable escrutinio, primera gran derrota de su mandato: «Hacer frente a estos importantes y urgentes desafíos requerirá prontos ajustes en nuestros equipos para enfrentar este nuevo período con renovados bríos«.

La UE destaca el compromiso de Boric de seguir el proceso constituyente tras el fallido referéndum en Chile.

La Unión Europea ha tomado nota este lunes del compromiso del presidente de Chile, Gabriel Boric, de continuar con el proceso constituyente en el país después de que el rechazo a la nueva Carta Magna ganara ampliamente el referéndum.

En un comunicado, la diplomacia comunitaria ha destacado el «histórico plebiscito» celebrado en Chile este domingo y que se celebrara de manera pacífica y con una gran participación.

«La UE toma nota del compromiso expresado por el presidente y por el espectro político de la necesidad de seguir el proceso constitucional y de mantener el deseo de la ciudadanía chilena de un nuevo acuerdo constitucional que tenga el apoyo de la amplia mayoría de la ciudadanía«, ha subrayado la oficina del Alto Representante de la UE, Josep Borrell.

Tras el varapalo al nuevo texto constitucional, la UE busca continuar su fortaleciendo sus relaciones con Chile y se tiende la mano para ofrecer su experiencia para «construir sociedades más inclusivas y prósperas«.

Asimismo, reitera su deseo de concluir la modernización del acuerdo de asociación UE-Chile que allane el camino para una mayor cooperación en áreas democráticas, de igualdad de género, acción climática y oportunidades de comercio, según reza el comunicado.

Para el bloque europeo, Chile es «un polo democrático» en Latinoamérica y muestra de ello fue el viaje que realizó el Alto Representante en mayo, al poco de llegar al cargo el izquierdista Gabriel Boric.

Desde la diplomacia europea se mira con interés el proceso constitucional, en palabras de Borrell «una oportunidad histórica para definir un nuevo marco constitucional de convivencia, reflejando los anhelos de varias generaciones y la respuesta a los nuevos desafíos«.