Saltar al contenido

Acta de reunión con el Exmo. Sr. Embajador de Cabo Verde.

21 febrero, 2020

Reunión muy productiva, con una firme intención de colaborar en la promoción de las propuestas iberistas.

Tiempo de lectura: 2 minutos

La Sociedad Iberista ha iniciado una nueva ronda de contactos con diversos representantes de la comunidad iberista. El primero de ellos, ha sido con el Exmo. Sr. Embajador de la República de Cabo Verde, Ney Monteiro Cardoso. Un encuentro productivo y sorprendentemente positivo para tratarse del representante de un país africano.

En primer lugar, no hemos no ha estado presente, en ningún momento, “el utopismo” que suele rodear a nuestro movimiento, así como tampoco la falta de viabilidad a largo plazo. Al contrario, mostró su simpatía hacia nuestras propuestas y se muestra abierto a la cooperación formal en futuros acuerdos.

El Embajador se mostró favorable a la proyección exterior del Iberismo, considerando que Cabo Verde y las aspiraciones iberistas tienen mucho que ver. Recomendó una propuesta de colaboración entre la Sociedad Iberista y las aspiraciones políticas de Macaronesia, donde se encuentra Cabo Verde, pero también regiones africanas y sobre todo las Islas Canarias.

Al parecer Macaronesia tiene una asociación como la nuestra en España y nos recomendó hablar con ellos para firmar acuerdos conjuntos a los que el propio embajador se uniría. 

Recalcó, por otro lado, la gran cantidad de asociaciones españolas interesadas en el iberismo tales como el Instituto Cervantes o la Casa de América junto con otras portuguesas como la Comunidade dos Países de Língua Portuguesa (CPLP). Nos recomendó también hablar con dichas asociaciones y la posibilidad de firmar manifiestos conjuntos.

El Embajador puso mucho énfasis en la integración académica de los estudiantes caboverdianos en Europa, nos transmitió su malestar con las universidades españolas por la escasez de becas para los estudiantes de Cabo Verde. Cree que el Iberismo podría trabajar en esta dirección también, en la progresiva integración social de todos los ciudadanos del ámbito ibérico.

Finalmente el Embajador nos recomendó que trabajásemos en el ámbito municipal debido a la dificultad de que, gobiernos como el español o el portugués, tienen a la hora de posicionarse decididamente en favor del movimiento.

El Embajador sabe que Cabo Verde es un país muy pequeño como para negociar bilateralmente acuerdos de importancia con España y Portugal pero sí puede sin embargo negociar con municipios y entidades supranacionales como la Macaronesia, es en este aspecto en el que resaltó nuestra convergencia de intereses, que por donde trabajan ellos también podemos trabajar nosotros.