Saltar al contenido

Fray Toribio de Benavente, el fraile de los aztecas

6 de agosto de 2022
Tiempo de lectura: 2 minutos

Fray Toribio de Benavente, el fraile de los aztecas fue un franciscano reformista emparentado con los condes de Benavente. 

Conocido como Motolinía, palabra náhuatl que significa «pobre», pasó a ser considerado uno de los doce apóstoles de México. 

Con esta breve biografía, seguimos contribuyendo al conocimiento de la obra de muchos españoles en la Conquista de América, tristemente ensombrecida por la Leyenda Negra. 

Infancia

Poco sabemos de su infancia, ni tan siquiera su fecha de nacimiento. 

Aunque sí sabemos que, más o menos, cuando tenía 17 años, ingresa en la orden franciscana, una de las congregaciones más contrarias al sistema de las encomiendas. 

Fue amigo de Fray Martín de Valencia, qcon quien viajó a Nueva España, actual México, al objeto de evangelizar a los pueblos indígenas y convertirlos a la fe católica. 

Fray Toribio recibió el sobrenombre de "Motolinía", que significa pobre en náhuatl

Viaje a América

Viaja a América, junto con otros once compañeros de la Orden, desembarcando en San Juan de Ulúa, Veracruz, un 13 de mayo de 1524.

Posteriormente se dirigen a Txalcala y finalizan su trayecto en la recién conquistada ciudad de Tenochtitlan.

Todo el camino lo hacen descalzos, en harapos y sin carga, intentando emular la pobreza y humildad del fundador de la orden Francisco de Asis. Este hecho es lo que motiva que se le conozca como «Motolinía», que significa pobre en náhuatl. La palabra le hizo gracia y la adopta como pseudónimo. 

El Fraile de los aztecas

Fray Toribio de Benavente, el fraile de los aztecas, junto con sus compañeros, consiguieron una relación muy especial con los pueblos indígenas, llegando a aprender su idioma.

Esto le permitió escribir diversas obras, donde daba a conocer la historia y las costumbres, así como la vida cotidiana de los pueblos indígenas, especialmente la zona del Anáhuac, en el México central. 

Entre ellas, destaca la «Historia de los indios de Nueva España», que inicia en 1536, pero que no se publica hasta 1848. En ella, se analiza el coche de culturas y el proceso de conversión. 

Otra de las obras importantes es «Memoriales escritos por Motolinía», una serie de textos incompletos y dispersos. 

Lamentablemente, la mayoría de su obra se ha perdido.  

Fray Toribio de Benavente fue perseguido por negarse a que los indios pagasen impuestos.

Últimos años y muerte

Fray Toribio de Benavente tuvo una fuerte discusión con Fray Bartolomé de las Casas, al que acusó de mentiroso, en el relato que hizo acerca de los abusos cometidos contra los indios. 

También se opuso de forma firme a las encomiendas, lo que provocó que fuera perseguido durante los últimos 40 años de su vida, teniendo que cambiarse de nombre y ocultándose. Y todo ello porque se opuso a que los indígenas pagasen un «Diezmo» a la Corona. 

Fallece en el convento de San Francisco de México, siendo el últimos de los doces apóstoles mexicanos en morir. 

Hasta 1980 se desconoció donde estaba enterrado, descubriéndose sus restos en la diócesis de Tehuacán en Puebla (México)