Saltar al contenido

Ildefonso Graña, Rey de los Jíbaros

3 de enero de 2023
Tiempo de lectura: 3 minutos

Ildefonso Graña, es otro de esos hombres y mujeres olvidados por la historia. Y casi por casualidad, este explorador abandona su Galicia natal, para llegar a Brasil, donde quería encontrar oro o comerciar con caucho. 

Con esta breve biografía, seguimos contribuyendo al conocimiento de la obra de muchos españoles en la Conquista de América, tristemente ensombrecida por la Leyenda Negra. 

Nuevo Mundo

Este explorador gallego vivió a principios del siglo XX. Nació en un pequeño pueblo gallego, llamado Avión, hoy en día famoso por tener la mayor cantidad de emigrantes mexicanos, que acumulan una considerable fortuna. 

Completamente analfabeto, decide partir a buscar fortuna a América, recala en Belén de Pará (Brasil) y un tiempo después se traslada a Iquitos (Perú), donde está documentado que se encuentra en 1910.

Allí trabajará de distintos oficios, incluido el de cauchero». Una crisis de este material, hace que para 1920, Ildefonso Graña se adentrase río arriba en busca de nuevas oportunidades. 

Junto a su amigo, coincide con los jíbaros, que deciden mantenerlo con vida, puesto que «la hija del jefe» se encaprichó de él. ¡Menuda suerte! Porque, por contra, su amigo fue asesinado. 

Y de repente, el rey del Amazonas, desaparece.

Líder de los Jíbaros

Pero no desaparece para siempre. Unos años después, se tienen noticias de un líder blanco que mandaba a la temible tribu de los jíbaros, un pueblo amazónico, famoso por reducir cabezas. 

Aparecia una o dos veces al año en la ciudad de Iquitos. Nadie sabia donde vivía, aunque algunos afirmaban que vivía cerca de los rápidos del Pongo de Manseriche. 

A la ciudad iba con las balsas cargadas de carne curada, pescado salado, monos, venados, bueyes y tortugas.

Su fama, con el transcurrir de los años, fue creciendo. Pero sería un hecho en concreto, el que marcaría un antes y un después…

Rey del Amazonas

En 1933 un avión de la fuerza aérea peruana se estrella de territorio de Idelfonso Graña. Por aquel entonces, Perú y Colombia estaban en guerra y cuya contienda se conoce como el Conflicto de Leticia.

Los restos del aparato son localizados por los Shuar (así también se conoce a los Jíbaros), quienes lograr evacuar al cadáver del piloto, Alfredo Rodríguez Ballón y al mecánico que quedó malherido. El cuerpo del piloto fue embalsamado y, con las dificultades que entrañaba, consiguió devolver los restos del piloto a la familia. 

Ildefonso Graña salió como analfabeto de su pueblo gallego y se convirtió en el líder de los Jíbaros

Esa valentía y el haberse jugado el tipo por entregar el cuerpo del piloto Alfonso Rodríguez, le supuso una fama imperecedera para aquella época. 

La familia del piloto, que era de alta alcurnia, consiguió que el gobierno peruano, reconociese a Ildefonso como «Rey del Amazonas», dotándole de soberanía sobre los territorios que ya de facto controlaba. 

Así, el mote que en su día le pusiera el escritor Víctor de la Serna, se hizo realidad. Pero poco pudo disfrutarla… 

Muerte

Apenas un año después de esa gran hazaña, fallece Ildefonso en mitad de la selva. Sabemos que lo hizo de cáncer de estómago y que nunca se localizó su cadáver. 

Atrás dejó esta gran hazaña que te contamos y que consiguió que el aeropuerto de Arequipa llevase el nombre de Alfredo Rodríguez Ballón, el piloto rescatado por Ildefonso. 

Un héroe anónimo de enorme importancia, al que empresas como Standard Oil of Ohio (SOHIO), pertenecientes a Rockefeller, pactaban con él, para que el gallego les permitiese explotar los recursos petrolíferos de  la zona del Alto Amazonas.