Saltar al contenido

Francesinha, contundencia culinaria

7 de noviembre de 2019

¡Mejor no lo leas! Esta receta que te dejamos te hará estar haciendo la digestión cuatro días. ¡Es la francesinha!

Tiempo de lectura: 4 minutos

¿Qué es la francesinha? Seguro que muchos de vosotros habéis ido a comer un Corty o un Vips Club. Sin embargo, tendrás que ir a Porto para comer esta bomba de relojería. Así que sí, la francesinha es un sandwich, pero muy especial. Hoy te diremos de qué está hecho.

La francesinha es un sandwich típico de Porto. ¿Serías capaz de acabártela?

¿Pero a quién se le ocurrió este sandwich? Seguro que tienes ganas de ver los ingredientes, pero antes, me gustaría contarte que la francesinha fue una idea del cocinero Daniel David da Silva, que había trabajado varios años en Bélgica y Francia. Se inspiró en el sandwich francés croque-monsieur. La gracia de la francesinha es que va acompañada de una la salsa picante hecha con piri-piri, un pimiento típico de las antiguas colonias portuguesas en África. 

¿Y por qué francesinha?  Pues se cuenta que viene de la «admiración» que tenía nuestro amigo Da Silva por las liberales mujeres francesas. Las más picantes de su época.

Tan picante y libidinosa resultó ser la francesinha que durante sus primeros años en Porto su consumo estuvo restringido a los hombres y a los bares nocturnos. Comida rápida y rotunda, se consideraba propia de locales portuarios sin demasiada sofisticación. Fue en los años 60 (después de la muerte de su mujeriego inventor), cuando la francesinha comenzó a ganar fama siendo copiada y versionada en distintas regiones de Portugal, como Lisboa o Póvoa de Varzim, ciudad originaria de la francesinha poveira, presentada en barra de pan y sin salsa. 

Tan picante y libidinosa resultó ser la francesinha, que durante sus primeros años en Porto, su consumo estuvo restringido a los hombres y a los bares nocturnos. Comida rápida y rotunda, se consideraba propia de locales portuarios sin demasiada sofisticación. 

Fue en los años 60 (después de la muerte de su mujeriego inventor), cuando la francesinha comenzó a ganar fama siendo copiada y versionada en distintas regiones de Portugal, como Lisboa o Póvoa de Varzim, ciudad originaria de la francesinha poveira, presentada en barra de pan y sin salsa. 

Barata, rica y sobretodo saciante, la francesinha se extendió rápidamente entre el público más joven y sesenta años después de su creación, sigue siendo uno de los platos preferidos de los portugueses más jóvenes. Por algo existen la Cofradía de la Francesinha y los buscadores de francesinhas.

El creador de la francesinha fue el cocinero portugués Daniel David da Silva

Dicen que el secreto está en la salsa, cuya receta varía de bar en bar. Cerveza, picante y tomate son sus ingredientes básicos, a los que se añaden un sofrito de verduras, caldo, especias y vino de Porto o whisky. Yo prefiero el Porto, sin duda.

Tienes que tratar de hacer el sandwich los más parecido posible al que te puedes encontrar en Portugal, aunque hay algunos ingredientes difícil de encontrar como la linguiça, puedes sustituirlo por una salchicha blanca o roja de carnicería (Preferiblemente la primera).

El filete de ternera se puede cambiar por lomo de cerdo (sin adobar) y el jamón de york por bacon ahumado.

En cualquiera de los casos, se generoso con la salsa, y acompaña el menú con una ración de patatas fritas y cerveza fría.

Bom proveito.

Dificultad

Acabarla entera. 😈😈

Ingredientes

francesinha-ingredientes

Preparación

Para hacer la salsa

  1. Picar finamente la cebolla y el ajo. Sofreír junto con la hoja de laurel en una sartén, con un par de cucharadas de aceite. Añadir el tomate frito, picante al gusto y remover.

  2. Agregar la cerveza a la sartén y dejar que el líquido reduzca durante 5 minutos. Añadir el caldo (y el licor, si se desea), mezclar bien y reducir todo a fuego fuerte otros 7 minutos. Triturar con la batidora, pasar la salsa por un colador y volver a calentar.

  3. Para que la salsa coja espesor, échale ahora una cucharada de harina y remueve. Dejar que hierva el conjunto hasta que se espese ligeramente. Reservar.

Para montar la francesinha

  1. Tostar ligeramente el pan por ambas caras.

  2. Cortar los salchichas por la mitad en sentido longitudinal. Dorarlos en una sartén  o plancha con un chorrito de aceite de oliva. Si han soltado mucha grasa, descartarla.

  3. Salpimentar los filetes (recortados al tamaño del pan) y hacerlos a la plancha.

  4. Precalentar el horno en función grill (con calor sólo por arriba) a 200 grados.

  5. Para montarlo, no existe una norma escrita. Yo como lo hago es una loncha de queso por cada rebanada de pan. Y encima de esa loncha de queso pongo, en lugar más bajo, el filete, zona intermedia, el jamón de york o el bacon y en a zona superior las salchichas. Una vez cierro el sandwich y lo cubro de dos lonchas de queso, que vengan a hacer de «armazón» de este apoteósico plato. Si quieres, puedes echarle un poco de queso para gratinar, por encima de las dos lonchas mencionadas anteriormente.

  6. Gratinar las francesinhas brevemente en el horno hasta que el queso se derrita. Servir cubiertas por la salsa y acompañadas de patatas fritas.

Los ingredientes de la francesinha hacen que se un plato muy contundente

Lugares recomendados.

🍴Restaurante Lado BRua de Passos Manuel 190, Porto.

🍴Cafetería Santiago. Rua de Passos Manuel 226, Porto.

🍴Restaurante Baju, Praça dos Poveiros 60, Porto.