Saltar al contenido

Propuestas para alcanzar una sociedad políglota en Iberia

7 agosto, 2020
Tiempo de lectura: 5 minutos

Recurrentemente hemos tenido que defender nuestra postura, para la defensa de las lenguas peninsulares, en una sociedad totalmente polarizada, donde encontrar el equilibrio se antoja complicado.

Es por eso que, hemos decidido realizar este texto, para dejar marcada una propuesta lingüística, que lleve a la Península Ibérica a la búsqueda de un plurilingüismo social y mayoritario, donde la cultura deje de ser un elemento distintivo y arrojadizo y comience a cumplir con su verdadera misión: Enriquecer a una sociedad heterogénea dentro de un proyecto común.

¿Pero cómo lo queremos hacer? Te explicamos…

La educación no es un gasto, es una inversión.

Es lo primero que debemos dejar claro. La educación en Iberia no supera el 6% del PIB en inversión, mientras que otros países invierten más del 10% del PIB en formar a sus ciudadanos.

La Sociedad propone que se suba la inversión en educación de forma porcentual y progresiva, de en torno al 0,2% anual hasta que Portugal y España inviertan lo mismo y, posteriormente, seguir aumentándolo hasta que se alcance la media de la OCDE.

Las lenguas durante las horas lectivas en las aulas

Frecuentemente nos encontramos noticias, donde vemos que, podría estar en riesgo el aprendizaje de una lengua en las aulas, por la inmersión que se está haciendo de otra de manera totalmente descompensada.

Desde la Sociedad creemos que se deben aplicar las matemáticas y la lógica en este aspecto, porque son ingredientes perfectos para la objetividad.

Entendemos que, de media, la jornada lectiva tiene veinticinco horas semanales. La Sociedad Iberista propone que se distribuya de la siguiente manera:

Para entendernos, lo que queremos es que en la Península Ibérica, islas y ciudades autónomas se hable español, portugués e inglés, queremos que con el tiempo, sea algo totalmente normal. Además, la Sociedad, anhela conservar el patrimonio cultural que ayuda a enriquecer las lenguas existentes en regiones donde sea cooficial. Y será nuestra misión, ayudar a que aquellas que no lo sean, puedan ser reconocidas. 

Lo que se pretende con esta medida es alcanzar una auténtica educación poliglota, sin menoscabo de ninguna en beneficio de otra. 

El portugués en España

Nuestra asociación propone que el portugués sea introducido en el programa educativo español, pues contiene una similaridad léxica con el español, de en torno al 95%, y es hablado por más de 260 millones de hablantes, erigiéndose cómo la sexta lengua materna más hablada del mundo, presente en once países cómo lengua oficial.

El primer objetivo a conseguir, sería su introducción como lengua extranjera optativa, como ya lo es el francés, y a partir de ahí, introducirla en ciertas asignaturas como ya se hace con el inglés.

Cuando propongamos esto a las distintas administraciones autonómicas, procuraremos fomentar el e-learning o educación a distancia, que permitirá aunar recursos y conseguir plantar la semilla que nos lleve al objetivo final: Ciudadanos que sepan tanto español como portugués.

El español en Portugal

Hay un dato curioso, y es que en la actualidad, hay un total de 91.727 alumnos de español en 964 escuelas portuguesas, donde trabajan 936 profesores impartiendo castellano. Una progresión impresionante, si tenemos en cuenta que en 2008 había la mitad de estudiantes, escuelas y profesores.

Algunos informes indican que, el español es elegido mayoritariamente por alumnos con peores notas, dada la facilidad de aprendizaje del español sobre el francés o el alemán. Desde la Sociedad Iberista, queremos cambiar la percepción y animar a que se estudie el español de forma generalizada en todo Portugal, hasta que se pueda introducir como una lengua de importancia similar al inglés. 

Por eso, nos parece muy buena idea los Premios Pilar Moreno, que premian el trabajo de los alumnos que estudian castellano en las escuelas portuguesas donde se imparte esta asignatura. Dotados con 10.000 euros, contribuyen de sobremanera al fomento del iberismo, pues los ganadores disfrutarán de un viaje cultural a España. Una idea genial que deberíamos promover desde España para el aprendizaje del portugués. 

Las lenguas cooficiales en España

Para la Sociedad es imprescindible conservar las lenguas regionales que existen en España, y no sólo hacerlo únicamente en la región de la que son naturales, sino fomentar su enseñanza a todo el territorio español. 

Puede parecer raro que un andaluz quiera aprender euskera, pero el gran fallo de nuestra sociedad es que nos parezca raro y no un recurso tan válido como aprender inglés o francés. Sí, puede ser que un idioma como el catalán no sea tan hablado como un francés, pero tenemos la certeza de estar contribuyendo a la cohesión territorial, al fomentar el conocimiento de otras lenguas peninsulares. 

¿Cómo hacerlo? Está claro que es inviable poner un profesor de gallego en Murcia. La oferta superaría a la demanda, por lo que es imprescindible fomentar la enseñanza a distancia o e-learning. 

Además consideramos dos cosas más: Que la elección de esta posibilidad debe ser optativa y que deben darse un mínimo de 480 horas.

Pero no nos llevemos a engaño, es muy complicado iniciarse en una lengua cooficial y alcanzar las horas propuestas, sin tener unas nociones básicas, es por eso que, creemos que se debe introducir al alumnado a estas lenguas asignaturas en el primer ciclo de primaria, destinado cada trimestre a una lengua cooficial. Una formación básica donde se enseñe cómo saludar, cómo se dicen cosas básicas, preguntar direcciones, etc.

Objetivo final

Toda esta propuesta responde a la necesidad de convertir a España y a Portugal en un país donde hablar varios idiomas sea algo totalmente normal. Una apuesta decidida por el bilingüismo que tiene que estar bien estructurada e implantada. 

Debemos empezar poco a poco, de ahí las cuotas que proponemos, para finalmente alcanzar un sistema parecido al que ya tienen desde hace años en Luxemburgo, donde han planteado una implantación total de tres idiomas: luxemburgués para la etapa primaria, alemán para la educación secundaria y francés e inglés para la formación superior como el bachiller o la formación profesional.

Pero ojo...

Terminamos esta propuesta con una advertencia. La implantación de este modelo tiene que hacerse sin injerencias políticas, entendiendo que la educación es el futuro de nuestra sociedad, de una ciudadanía cohesionada. 

También hay que dedicarle tiempo a la forma y el modo de realizar la implantación de este sistema. No puede hacerse rápido, tiene que establecerse un proyecto directo y decidido hacia el objetivo. 

Esta propuesta educativa debe ir acompañadas de una serie de disposiciones adicionales que ayuden al alumnos a adquirir un idioma extranjero en un país con el español como lengua materna y vehicular. 

Medidas concretas como fomentar el desarrollo de la versión original en dibujos animados, plantear la creación de programas de intercambios, no sólo de alumnos, sino también de profesores, para que éstos puedan dar clases en otro país, durante un período de tiempo determinado, así como los campamentos de verano que propone la Sociedad para el mes de junio, en sustitución de jornadas lectivas presenciales en las aulas y durante meses de altas temperaturas.